The Centrifuge Brain


Por

Los problemas de sobrepeso han condicionado toda nuestra existencia. El precio por abandonar el Edén marino fue la servidumbre de permanecer pegados al suelo como una simple cortadora de césped. Salir del agua supuso a fin de cuentas nuestro mayor pecado.

El prestigioso Dr. Nick Laslowicz del Institute for Centrifugal Research tuvo la valentía de declarar que la atracción gravitacional quizás fuera un error. El experimento Cerebro Centrifugado quiso recobrar nuestra libertad de origen; de la que gozamos cuando tan sólo éramos una alocada sopa de bacterias.

Vean y disfruten al Dr. Nick Laslowicz y sus prototipos de veinte mil caballos de potencia. La convicción en sus comentarios no tiene desperdicio.

Fuentes: El pensador intruso, Art robotique@Cité des Sciences et de l’Industrie.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *