Circuitos impresos I : Los sapiens de Harari


Por

a-new-book-challenges-our-most-basic-assumptions-about-evolution

El antropólogo israelí Yuval Noha Harari nos traslada con su último libro “De animales a dioses” a tiempos remotos, cuando la Tierra apenas contaba con medio millón de habitantes dispersos.

Gracias a la revolución cognitiva cada cuadrilla de cazadores fue moldeando sus propias convicciones. Cada cuál fue modernizándose con grandes dosis de imaginación para imponerse en la lucha por la existencia.

Los sapiens castellanos, según expone Harari (1), eran belicosos y comunales mientras que sus vecinos catalanes eran más bien pacifistas y se estructuraban en familias nucleares.

En la estepa castellana, los antiguos humanos se pasaban el día esculpiendo figuritas de madera, creían en la reencarnación y aceptaban la homosexualidad como sucede hoy día. Los sapiens catalanes prefirieron consagrarse al baile concéntrico. Intrigante ¿No os parece?

30.000 años después, los humanos hemos dejado de ser un don nadie en la cadena alimentaria. Ahora dominamos el planeta de cabo a rabo pero los circuitos de nuestro cerebro ya están impresos. Las diferencias culturales entre los de aquí y los de allá no parecen haber menguado.

(1) Página 60 de la traducción en castellano (Editorial DEBATE).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *