Relojes de sol que unen: Teddy Park Sundial, Jerusalén, Israel


Por

Este artículo fue previamente publicado en la revista La Busca (2017; núm. 88) de la Societat Catalana de Gnomònica y el Bulletin (2018; vol. 30(3)) de la British Sundial Society. Todas las imágenes son cortesía de Lupe Feria Seva.

Todo comenzó gracias al enlace de mis amigos, Noaa y Juanlu, en la pequeña población de
Neot’Hakikar, en Israel. Por mi amistad con la pareja pude visitar el país de la Noaa, donde
después de una gran noche de celebración en el desierto, rodeados de sus familiares y amigos
de todo el mundo, cenando y bailando baja la plantación de dátiles, un grupito de amigos
decidimos que al día siguiente no podíamos dejar de visitar la Ciudad de Jerusalén, cuna de
culturas.

Al llegar, ¿qué fue lo que me llamó la atención? No fue el muro de las lamentaciones, ni el
impactante perfil de la ciudad vieja de Jerusalén con la cúpula dorada del domo de la Roca.
¡No! ¡Eso no! ¿Pues qué pudo ser? ¿Qué puede llamar a una aficionada a la gnomónica? Pues,
lo que vi de reojo, casi de pasada, un pequeño monumento a la lejanía, el extraordinario
ingenio humano, el reloj de sol del Teddy Park (fig. 1).

Fig. 1. Placa de entrada al Teddy Park.

El Teddy Park, פארק טדי en hebreo, llamado así en honor a Teodor Kollek (1911-2007),
alcalde de Jerusalén de 1965 hasta el 1993, fecha donde se retiró de la política activa a sus 82
años (fig. 2).

Fig. 2. Teodor Kollek

Muchos consideran a Kollek el transformador de Jerusalén en una ciudad moderna después
de la reunificación de 1967. Fue fundador del Museo Nacional de Israel, del Teatro Municipal
y de la Jerusalem Foundation, financiadores de la construcción del Teddy Park. En el año 1980,
fue uno de los opositores a la declaración de Jerusalén como ciudad eterna e indivisible del
Estado de Israel, por el peligro que suponía mantener la armonía en la convivencia entre las
diferentes religiones en Jerusalén.

El Teddy Park se encuentra situado en el centro de Jerusalén pero afuera de la ciudad vieja,
justo en la zona de delante de la Torre de David, la Puerta de Jaffa, las antiguas murallas y el
centro comercial Mamilla. El Parque es la continuación natural de parques o áreas abiertas:
Mitchell Garden, Ha’atsmaut Park, Ha’emek Park, Teddy Park, The Sultan’s Pool, Gail Ben
Hinom, Zurich Garden, Blumfield Garden, etc. (figs. 3 y 4).

Fig. 3. Localización del Teddy Park en el plano de Jerusalén

Fig. 4. El reloj de sol del Teddy Park con la torre de David y las murallas al fondo.

El reloj de sol del Teddy Park se encuentra situado en la latitud 31°46′32″ N, y la longitud
35°13′34″ E. Su tipología es ecuatorial plana con marcación en cada hora y en cada media
hora con líneas punteadas y continuas respectivamente, con excepción de la primera hora y la
última que no disponen de líneas (fig. 5).

Fig. 5. El reloj de Teddy Park.

Además, contiene otro elemento que le hace peculiar. El eje del cuadrante N-S dispone de una
circunferencia vacía de igual diámetro y posición como la que hay en su estilo, 19.5 cm.
Cuando el rayo solar pasa completo a través de estas dos circunferencias (12h solares) marca
un punto en el suelo. La marcación diaria de estos puntos dibujan el analema.

El analema del Teddy Park (figs. 6.1 y 6.2) viene representado por 5 puntos o círculos con
diferentes numeraciones en su interior:

Fig. 6.1. Analema completo.

Fig. 6.2. Detalle del analema.

  • La marca más lejana respecto al cuadrante, tiene el número dentro de un círculo ⑤, y indica
    el día del solsticio de invierno, entre el 21 o 22 de diciembre.
  • La siguiente es el ④ donde el autor, decidió marcar el día 17 de noviembre, Día
    Internacional de la Tolerancia, en homenaje al trabajo del sr. Kolleck y la localización del reloj.
  • La siguiente viene marcada por dos números, el ② y el ③, equinoccio de primavera 20-21
    de marzo y equinoccio de otoño 22-23 de septiembre, respectivamente.
  • y finalmente, el solsticio de verano del día 21 de junio viene marcado por el número ①.

La información del funcionamiento del reloj se encuentra incrustada en la piedra de mármol
en 3 idiomas: el árabe, el hebreo y el inglés, consiguiendo un mayor número de personas que
pueden leer e interpretar los paneles explicativos de que dispone y por tanto, aproximando la
gnomónica a la población (figs. 7.1 y 7.2).

Fig. 7.1. Detalle panel informativo.

Fig. 7.2. Panel informativo completo.

A pesar de sus grandes dimensiones (una altura de 1.62 m en su punto más alto, 2.25 de
diámetro en su eje mayor y 1.60 en su eje menor, y un peso de 2,4 toneladas), el escultor, Maty
Grünberg quiso transmitir la sensación de flotabilidad al espectador durante la observación de
este maravilloso reloj, apoyándolo únicamente al suelo por tres puntos.

El margen del cuadrante tiene inscrito una frase que proviene del libro de Eclesiastés, קהלת,
o también conocido como libro del Predicador, uno de los 24 libros de conforman la Biblia
Hebrea (fig. 8).

Fig. 8. Detalle proverbio hebreo en el margen del reloj.

El proverbio o juramento que aparece en el reloj de sol, que corresponde con los versos del 4 al 6
del capítulo 1 en hebreo, dice lo siguiente:

דור הלך ודור בא והארץ לעולם עמדת
וזרח השמש ובא השמש ואל מקומו שואף זורח הוא שם
הולך אל דרום וסובב אל צפון סובב סבב הולך הרוח ועל סביבתיו שב הרוח

Traducido al español dice así;
“Una generación pasa, y otra generación viene,
mas la tierra, permanece para siempre.
El sol se levanta, y también se pone,
y se apresura a llegar al lugar donde se levantó”

Maty Grünberg (1943) es un artista israelita nacido en Skopje, Macedonia (antigua Yugoslavia).
Grünberg forma parte de ese grupo de judíos yugoslavos que en el año 1948 emigró hacia el
nuevo estado de Israel. Grünberg se formó en la Bezalel Academy of Arts and Design de
Jerusalén y finalizó sus estudios con honores. Durante más de 40 años, vivió y trabajó en
Londres, donde le nació su curiosidad por el estudio de los relojes de sol (fig. 9).

Fig. 9. Maty Grünberg y su reloj de sol.

Grünberg explica que una vez tuvo un estudio en el barrio de Greenwich donde la línea del
meridiano le dividía el estudio. Esta división le hacía imaginar que podía tener un pie en el este
y un pie al oeste del planeta. De aquí le nació su interés por la hora y los relojes de sol. Otra
curiosidad que comenta Grünberg es que Inglaterra dispone de la mayor colección de relojes
solares, a pesar de que el sol nada más brilla una media de 60 días al año.

El reloj del Teddy Park no es el único reloj de sol diseñado por Grünberg. En el año 1999 creó
un reloj en un jardín privado de Ascot, Inglaterra, y en el 2000 creó el reloj ubicado en la
entrada del New York Hall of Science, el único centro interactivo de ciencia y tecnología de la
Ciudad de Nueva York. Ambos son de bronce y de dimensiones considerables, como se puede
ver en las imágenes (figs. 10 y 11).

Fig. 10. New York Hall of Science.

Fig. 11. Reloj de sol en el jardín privado de Ascot, Inglaterra.

Y en el año 2013 creó el reloj de sol del Teddy Park.

El primer borrador del “Teddy Park Sundial” también fue de bronce pero se descartó por el
precio y por el elevado vandalismo que padece la ciudad de Jerusalén. Grünberg pensó en la
piedra Chevron, la piedra propia de Jerusalén, pero Yaakov Murdoch, propietario del
Jerusalem Gardens Stone, le recomendó el granito por su dureza. Finalmente, se utilizó el
granito llamado negro de Mongolia, tallado en la China y transportado a Israel en barco.

El reloj de sol del Teddy Park contó con la colaboración de Ilan Manulis, reconocido
astrónomo israelita, director del Weizmann Science Institute Observatory de Rehovot, Israel. El
día de la inauguració, Manulis bromeaba con Grünberg sobre la posible desviación de 2
segundos en sus cálculos, hecho que le repercutía en 2 milímetros de desviación al año.
La cooperación en la construcción del reloj de sol del Teddy Park es el que hace realmente
especial este reloj. Hace de falta remarcar que a pesar de las diferencias culturales, políticas y
religiosas se trata de la cooperación entre árabes y judíos.

Las personas implicadas en el proyecto (Maty Grünberg; Ilan Manulis; Yaakov Murdoch;
Yitzhak Halfon, arquitecto del Teddy Park; Uri Shitrit, arquitecto de Jerusalén… y todos los
aficionados a los relojes de sol) nos podemos sentir orgullosos de este Trabajo en equipo, de
cómo dos religiones y dos cultures se unen por la gnomónica.

Grünberg y su pasión por los relojes de sol no se para. Actualmente, se encuentra trabajando
en un nuevo proyecto de reloj de sol en Macedonia, su tierra natal. Los trabajos de gnomónica
de Grünberg merecen otro artículo en la revista.

Por mi parte, solo añadir que desconozco cuando volveré a Jerusalén pero lo que tengo claro
es que allí me podré reencontrar con mi nuevo amigo, el reloj de sol del Teddy Park.

– Lupe Feria, julio 2017

La autora con Ilan Manulis (izquierda), Maty Grünberg (derecha) y el reloj de Teddy Park.


Lupe Feria Seva vive en Barcelona. Estudió ingeniería textil y máster en prevención de riesgos laborales. Es profesora de tecnología. Colabora con la Societat Catalana de Gnomònica desde 2015, realizando talleres, artículos y visitas guiadas. Considera que la gnomónica es una ciencia que combina varias disciplinas: las matemáticas, la geometría, la arquitectura, la historia y el arte, entre otras. Actualmente, está trabajando en el estudio de protección del único reloj de sol esgrafiado (s.XVIII) de Nou Barris.  

Un pensamiento en “Relojes de sol que unen: Teddy Park Sundial, Jerusalén, Israel

  1. Aure
    19 julio, 2020 a las 12:14

    Magnífico artículo y altamente interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *