El testamento hebraico de dona Oro, judía de Monzón (1465)


Por

Pergamino del testamento hebraico de dona Oro (cortesía del autor)

[Este texto contiene varias representaciones de palabras hebreas escritas adaptadas a la ortografía castellana. El símbolo š corresponde a la letra hebrea ש, o el fonema /ʃ/. El símbolo ə corresponde a la vocal hebrea shevá, que se aproxima a la vocal /e/.]

En los Archivos Departamentales de Perpignan se custodia un muy curioso pergamino que contiene el texto hebreo de las últimas voluntades [שטר צוואה] de dona Oro de Monzón, fechado en 1465. Constituye paradigma y ejemplo único de texto testamentario hebraico, emitido ante testigos judíos [עדים] y el notario [סופר] oficial de la aljama, de una adinerada mujer judía. Incluye largos periodos en aljamía hebraicocatalana y contiene no pocos detalles del mayor interés acerca de los judíos e instituciones de la aragonesa aljama de Monzón. 1 Dispone dona Oro, de sus bienes y fortuna personal, el siguiente reparto entre las singagogas [בתי כנסת]:

100 sueldos de moneda jaquesa, simples, íntegros y buenos, para hacer un par de manzanas, en honor de Dios y para el servicio de la sinagoga mayor y mi señor y esposo en Šəmu’el Rimok, citado, debe hacer las citadas manzanas en el lapso de un año a partir del día de mi muerte. Y dichas manzanas quedarán en poder y posesión del señor mi esposo en Šəmu’el Rimok, y en poder de sus delegados y a perpetuidad en poder de sus herederos tras él.

Siguen diversos repartos entre obras caritativas [צדקה], las cofradías [חבורות], los chantres sinagogales [חזנים], los bedeles [שמשים] así como entre sus parientes [קרובים] y amistades:

a Salvad[or] [יהושוע] Sarfatí cincuenta sueldos de una deuda que tiene con mi señor y esposo en Šəmu’el Rimok, citado, según testificación ante el sofer n’Astruc Yosef ha-Leví; y a su hermano Sarfatí el resto de dicha deuda.
a la señora Sarah, viuda de n’Ishaq Caziz –su alma descanse en el Edén– que habita en la ciudad d’Osca, cincuenta sueldos jaqueses,
y a la señora Bonafat, esposa de Yosef Alcastel, que vive en el mismo lugar, cincuenta sueldos jaqueses, y treinta sueldos jaqueses a mi vecino Ya’aqob Cavayero, y a la joven Astrugueta, hija de Abram, y a las jóvenes casaderas, a repartir entre todos y una taradilla nueva (especie de vestido) de hilo para la hija de Šem Tob Amanseron, llamada Astrugueta; así como una parte entre las jóvenes casaderas y taradilla nueva de hilo para la joven Gracieta, hija de Ya’aqob ‘Aziz – su alma descanse en el Edén –, mi criada, y un par de sábanas de cama.

Y sobre todo, en favor de su esposo en Šəmu’el Rimok, quien debido a los sufrimientos y aflicciones de la testadora, ha sido el más desdichado de todos los hombres.

Tampoco se olvida de quienes pudieren reclamar, en justicia, parte de la herencia. Se redacta y escribe en aljamía hebraicocatalana el siguiente epígrafe:

cinc sous per moble i cinc sous per siti …. los quals li assicne a tot aquell o aquella qui demanarà […] de heretat o qui se trobarà hereter per tota part de fraresca o per tot altre dret a ell pertanyent o pertànyer rebent en mos bens sitis e mobles per via de heretat o hereter seu o per qual se vulla dret, cas, títol raó o manera a ell pertanyent o pertànyer rebent, deu sous diners jaqueses, sinc sous per siti i cinc sous per moble

La cronología está muy bien fijada, según el calendario hebraico: 5223 = 1463. Además, consta la fecha de los qiddušin [קידושין], o tratado de noviazgo, de dona Oro: 5206 = 1446. La toponimia se refiere solamente a las villas de Monçon y Osca, y una referencia a la Puerta de los Talabarteros [שער הרצענים] del barrio judío. La lista nominativa de los judíos mencionados es más larga:

dona Oro, la testataria
en Šəmu’el Rimok, su esposo
Bonafós Šə’alti’el ben Šə’alti’el, testigo
n’Astruc Yosef ha-Leví, testigo de los qiddušin [קידושין] de dona Oro y asimismo testigo y sofer-notario del testamento.
Ya’aqob Mantin, otro testigo de los qiddušin [קידושין] de dona Oro
Salvad[or] Sarfatí y su hermano Sarfatí
señora Sarah, viuda de n’Ishaq Caziz
señora Bonafat, esposa de Yosef Alcastel
Ya’aqob Cavayero, vecino de dona Oro
Astrugueta, hija d’Abram
Gracieta, hija de Ya’aqob ‘Aziz
Astrugueta, hija de Šem Tob Amanseron
señora Mira, viuda de don Ya’aqob Catorze
Así como un solo cristiano, su excelencia en Francesc d’Alta-Riba, de Monçon, vendedor del obrador de la citada Puerta de los Talabarteros.

Las informaciones sobre la numismática son muy precisas:

La moneda base corriente en Aragon era el sou, en hebreo dinar [דינר], plural dinarin [דינרין]. Pero se indica que deben ser simples, íntegros, buenos y simples (pəšittin) de moneda jaquesa, según una proporción de dos partes de plata y diez de cobre, pues circularon también los sous grosses (cinco partes de plata y siete de cobre), los sous quaternals (cuatro partes de plata y ocho de cobre) y los sous ternals (tres partes de plata y nueve de cobre).

La moneda áurea corriente en los territorios de Aragón era entonces el florín (florí d’or, en hebreo pérah [פרח], plural pərahim [פרחים]), de un peso medio de 3,42 gramos y una ley entre el oro fino y los 16 quilates. Su equivalencia, bien definida desde 1464 en Aragón, Cataluña y Valencia, era de 14 sous.

Conviene señalar que la muy generosa donación d’en Šəmu’el Rimok a dona Oro en el momento de los qiddušin [קידושין], en 1446, ascendía a la respetable suma de 120 florines, es decir, a más de 4 kilogramos de oro, o su equivalente en moneda sencilla, 1.680 sous.


José Ramón Magdalena Nom de Déu fue maestro del Colegio Sefardí de la CIB durante los gloriosos y difíciles años 1977-1983, y después desde 1987 a 2017, catedrático de Estudios Hebreos en la Facultad de Filología de la Universidad de Barcelona.

Show 1 footnote

  1.  El texto íntegro con reproducción facsímil del documento, transcripción, traducción y estudio se publicó, con la colaboración de la Dra. Meritxell Blasco Orellana, de la Universidad de Barcelona y del Dr. Miguel Ángel Motis Dolader, de la Universidad San Jorge de Zaragoza, en «Últimas voluntades de los judíos de Aragón: el testamento de doña Oro, esposa de Samuel Rimok, judía de Monzón (1463)», Materia Giudaica, vol. 14, 2009, pp. 431-459.

4 pensamientos en “El testamento hebraico de dona Oro, judía de Monzón (1465)

  1. Eliahu Scherbacovsky
    29 mayo, 2020 a las 12:32

    ¡Interesantísimo, Ramón! Un tesoro. Imagino qué será el archivo de Egipto.

    Cariños, Eliahu de Quilmes

  2. Francisco del Río Sánchez
    29 mayo, 2020 a las 15:54

    כל הכבוד amigo Ramón. Siempre aprendo algo de ti.
    Paco del Río

  3. Alberti
    30 mayo, 2020 a las 12:14

    Es una joya el testamento .Sr.Jose Ramon bravo.suiga con mas fuerza.יישר כח.

  4. Dr Ing Mordechai Ben Abir
    30 mayo, 2020 a las 17:11

    El Profesor Jose Ramon Magdalena fue mi tutor y mi guia en mis estudios hasta mi tesis doctoral en la U.B

    Don Ramon fue siempre para mi un ejemplo de dignidad,humildad y altos valores humanos

    Don Ramon es una fuente de conocimientos increible y hoy un catedratico que le da honor a la Universiadad
    de Barcelona y al mundo academico en general

    Dr Ing Mordechai Ben Abir
    BeerSheva Israel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *