Carta abierta a una start-up


Por y

matzap

Querida start-up, estimado desarrollador web,

Desde la época del primer templo los problemas de comunicación en el judaísmo han estado a la orden del día. Las 12 tribus tenían graves conflictos, pues un Levi jamás enviaría una carta amigable a un Naftali. De hecho se dice de Moshé que era tartamudo, lo cual no lo convertía en un gran orador. Y es que estos inconvenientes comunicativos han llegado también a la era digital: boletines de las comunidades, reenviadores de eventos, cadenas de PowerPoints. Mi bandeja de entrada de Gmail no da a basto. Pero tengo la solución: MatzApp; la aplicación que pone en contacto a todo el pueblo judío. No más llamadas del rabino, no más invitaciones para eventos en Facebook. Toda la cole al alcance de tu mano. Tan sólo tienes que entrar en MatzApp y con un par de gestos multitáctiles una abuela polaca te envía su receta de los kneidalaj. Un swipe a la derecha, circuncisión instantánea para tu hijo. Doble pulsación, creas una nueva comunidad reformista. Agita tu dispositivo móvil y donarás 150€ para el campamento de los niños.

Espero y deseo la versión beta de esta poderosa aplicación. Después de todo lo que hemos pasado, nos la merecemos.

Un pensamiento en “Carta abierta a una start-up

  1. Reverendo Lovejoy
    23 junio, 2014 a las 22:42

    ¡Genializoso y estupendástico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *